Archivo de la etiqueta: Mauricio Alejo

Los poemas sin palabras de Mauricio Alejo

alejo5

Por Alonso Yañez

La poesía no se puede traducir de un idioma a otro, pero sí se puede traducir de un lenguaje a otro. Un poema se puede volver una melodía y una rima puede entenderse como una imagen.

Para pensar en poesía visual hay que pensar el ritmo como composición, las sílabas como espacios, los significados como objetos, los versos como líneas y la luz como voz.

Mauricio Alejo  monta pequeñas instalaciones para después fotografiarlas. En ellas disuelve la linealidad del tiempo, en momentos parece que lo ha congelado, en otros parece extenderlo. Este juego en la imagen ha llevado al artista a explorar el video como soporte.

La simetría juega un papel muy importante en el trabajo de Alejo. Crea espejos donde no existen, con simples ilusiones ópticas engaña al espectador para crear un dulce momento de claridad en el que nos damos cuenta que fuimos engañados.

Leer nota completa en Cultura Colectiva

http://bit.ly/1NLSM9W

Develar y detonar, una diferente mirada a comunidades indígenas

BALDOMERO ROBLES 1

Por Reyna Paz Avendaño

¿Qué temas abordan los actuales fotógrafos mexicanos? Ésa es la pregunta que responderá la muestra Develar y Detonar. Fotografía en México, ca. 2015, a inaugurarse el 2 de junio en el Centro Cibeles de Madrid y en la cual se apreciarán 300 imágenes captadas por 53 emergentes fotógrafos mexicanos que han cambiado la foto indigenista por nuevos discursos de identidad.
De acuerdo con la curadora Ana Casas Broda, la exposición organizada por Fundación Televisa, el Centro de la Imagen, PhotoEspaña, Centro Cibeles y la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, mostrará nuevos discursos visuales como identidad sexual, violencia y apropiación del paisaje rural.

“Hay nuevas perspectivas del cuerpo y la sexualidad. Hay trabajos de desnudos masculinos vistos por hombres. También tenemos el caso de Nelson Morales quien trabaja los muxes en el Istmo de Tehuantepec o Juan José Herrera, quien retrata desnudos de hombres obesos. Es un tema que pareciera asimilado pero al plantearlo de forma tan abierta, refleja la mirada sorprendida o de desprecio del espectador”, detalla la curadora.

Otro tema que aparecerá en esta muestra es la violencia. “Vivimos en una exposición viral a la violencia a través de imágenes a las cuales estamos sometidos (en las noticias), entonces las generaciones jóvenes se están planteando una reflexión o cuestionamiento sobre su vida, entorno y sociedad”

En este rubro, señala, están los trabajos de Koral Carballo, fotoperiodista de nota roja oriundo de Veracruz y que en opinión de Ana Casas Broda, busca quitarle el amarillismo a las imágenes, de la misma forma que Maya Goded, Alex Dorfsman, Mauricio Alejo, Yvonne Venegas y Mauricio Palos.

Leer nota completa en Crónica

http://bit.ly/1duXr4u

Espacio y realidad

tumblr_inline_ncddqxZdpr1rumjso

El artista mexicano Mauricio Alejo inició su carrera artística en la fotografía, para posteriormente integrar videoarte e instalación en su obra. Ha exhibido individualmente en: Nueva York, Japón, Canada, París y México.

Alejo desde sus inicios detectó una constante en su investigación fotográfica: la relación entre la fotografía y la realidad. Con ello surgían varias interrogantes: ¿Qué tipo de signo es la fotografía? ¿qué significa la fotografía en la construcción de la memoria colectiva? ¿cómo se ve el mundo cuando cerramos los ojos? ¿cómo existen para cada persona las cosas? Los cuestionamientos en torno a lo real y la percepción han sido una constante en su producción artistica.

Su trabajo se relaciona con lo escultórico y el espacio, espacios físicos que trascienden a espacios mentales, una relación entre lo arquitectónico, el espacio real y los recovecos creados en nuestra imaginación.

«Entre más primaria es la sorpresa, más elemental, menos elaborada, me siento más satisfecho con el trabajo que estoy haciendo. Mucho de mi trabajo es una transgresión elemental al discurso diario a todo este armazón, como una sintaxis de las cosas diarias, como la poesía que de repente traiciona a las palabras y renueva el uso del lenguaje, yo creo que renueva la relación con la vida» – Mauricio Alejo

Leer nota completa

http://bit.ly/1HXNt7K

Bienal de Fotografía recorre los mundos íntimos y realistas

11p-bienal-foto

Del collage con imágenes que aluden a momentos históricos y políticos, hasta la exploración del significado identitario de una letra, pasando por la recreación de un mundo íntimo a partir de elementos tan cotidianos como lo puede ser la pelusa, fue conformada La profundidad de la superficie, muestra resultante de la 16 Bienal de Fotografía, que se encontrará disponible en el Centro Cultural Clavijero (CCC) hasta el siguiente 14 de junio.

La muestra en el CCC es resultado de la conjunción de dos exhibiciones distintas que estuvieron de forma previa en el Museo de Arte de Sinaloa (MASIN) y la Fototeca de Nuevo León, del Centro de las Artes Parque Fundidora, antes de llegar como un solo corpus al museo moreliano.

Esto último se debió a la propuesta de Mauricio Alejo y Magnolia de la Garza, quienes decidieron conjuntar los trabajos de los autores seleccionados e invitados por la Bienal de Fotografía, con la intención de fomentar el diálogo creativo entre artistas y disciplinas, así como de enriquecer el trabajo de curaduría.

Leer nota completa

http://bit.ly/1ABo7F5

La XVI Bienal de Fotografía 2014 en tres partes. Parte uno: Los otros centros

IRL-En-Real-Life-Carlos-Lara-Amador

Por primera vez desde su inicio, la Bienal de Fotografía, el evento más representativo de este medio en México –o al menos el garante de su personalidad reciente- estará expuesto solo en lugares diferentes al DF.

Itala Schmelz, directora actual del Centro de la Imagen, espacio que alberga a la Bienal desde el momento de su fundación en 1994, comenta:

“(…) es urgente entender los hechos fotográficos más recientes, con el fin de revisar, sintetizar, elegir, editar e incluso canalizar las obras recibidas. Asimismo, se habla de que hoy en día hay un exceso de bienales y que este tipo de programas han minado, por así decirlo, el campo del arte. No está de más, por tanto, revisar las bases y los procedimientos de esta Bienal para ratificar su pertinencia.”

La presente edición de la Bienal de Fotografía responde invitando a dos de sus cinco jurados, Magnolia de la Garza y Mauricio Alejo, para que curen sendas exposiciones a partir de un criterio personal, con el único condicionante de incluir en su propuesta a las piezas ganadoras de los dos premios de adquisición (María María Acha-Kutscher y Fabiola Menchelli) y a las tres menciones otorgadas (Ramiro Chaves, Alejandro Almanza y Fernando Montiel Klint). Además de esto, los curadores tuvieron la licencia de completar su discurso con autores que no quedaron en la selección, con piezas diferentes a las presentadas a la convocatoria e incluso con autores invitados: todo un “atentado” contra el canon regente en México que marcha con la inercia de la convocatoria, la decisión del jurado, la exhibición de obras seleccionadas y el catálogo.

Leer nota completa

http://bit.ly/1AGCSvw

Impartirá Mauricio Alejo taller: «Fotografía y realidad»

Mauricio Alejo-taller

Con cupo limitado a 10 alumnos, del 12 al 14 de noviembre, en horario de 16:00 a 20:00 horas, se realizará el taller Fotografía y realidad, que impartirá Mauricio Alejo,  jurado y curador de la 16ª Bienal de Fotografía 2014, en el Museo de Arte de Sinaloa. Por ello, el Instituto Sinaloense de Cultura, a través de este Museo, y el Centro de la Imagen, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, ofrecen este taller, de carácter teórico conceptual,  en el marco de la exposición de la 16ª Bienal de Fotografía 2014.

El taller está dirigido a fotógrafos y artistas visuales que estén desarrollando un proyecto personal y tengan interés en reflexionar sobre la naturaleza del medio fotográfico, su relación con la realidad y el papel que ha desarrollado en la formación de la memoria colectiva. El objetivo es identificar los límites de lo fotográfico, más allá de su uso como medio de expresión artística, a partir de comprender la naturaleza del medio; la manera en que, a lo largo de su historia, se ha relacionado con la realidad  y reintegrar esta concientización a los métodos de producción personal.

Las actividades a realizar durante el taller son: la exposición del trabajo de artistas, pertinentes al tema; revisión de  portafolios de los asistentes al taller y elaboración de un mini-proyecto en formato de collage.

Mauricio Alejo nació en la Ciudad de México en 1969. Obtuvo su Maestría en Arte de la Universidad de Nueva York en 2002, como un receptor Fulbright Grant. En 2007, fue artista residente en NUS Centro de las Artes de Singapur. Ha recibido varios premios y becas, entre ellas la Fundación Nueva York para las Artes Grant en 2008. Su obra forma parte de importantes colecciones como Daros Latinoamérica Collection, en Zürich. Su trabajo ha sido revisado en revistas importantes, como Flash Art; Noticias de Arte y Arte en América.

Ha realizado exposiciones individuales en Nueva York, Japón, Madrid, París y México. Su trabajo ha sido mostrado en el CCA Instituto Wattis of Contemporary Arts en San Francisco; Museo Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y La Bienal de La Habana el 8 , entre otros lugares. Actualmente vive y trabaja en la ciudad de Nueva York. |Vía Crítica Política

Cómo me olvidé de Lázaro Blanco, por Mauricio Alejo

Lazaro Blanco

Fue más o menos en 1988 que me encontré un libro de Lázaro Blanco que no sabía que iba a influenciar mi vida. No fue de esas influencias que van creciendo poco a poco, como los libros a los que uno vuelve una y otra vez. Fue más bien una de esas revelaciones contundentes que sólo necesitan suceder una vez y que mandan ondas de choque en todas direcciones durante mucho tiempo.

A esa edad la verdad es que no había adquirido ningún gusto especial por la fotografía, más que esa fascinación difusa tan común entre los que tenemos alguna inquietud artística. No recuerdo si para ese tiempo yo ya había comprado un cuarto oscuro, pero muy posiblemente sí, y seguramente todavía estaría asombrado por la manera en que aparecen las imágenes en el papel fotográfico. No más que eso.

Lo que pasó cuando vi aquel libro es que fui testigo de lo que nunca le había visto hacer a la fotografía: convertir en bello lo que no tenía ningún modo de serlo. Eso por sí mismo ya era suficientemente inquietante, pero más extraño que la experiencia de belleza inusitada, era este otro sentimiento aún más incisivo de querer entender con urgencia cómo es que lo había logrado. Y así era como veía aquellas fotos, las auscultaba más que contemplarlas, tratando de descubrir en lo evidente algún mecanismo secreto. La verdad es que no pude entender mucho. De esa experiencia recuerdo la fascinación y la frustración, y quizá fue ésta última la que me lanzó con mucha más convicción a hacer fotografía. Yo creo que comprendí que, a falta de entendimiento, la única manera de poseer aquel conocimiento era replicándolo.

Leer texto completo:

Como me olvide de Lázaro Blanco

En Luna Córnea 33. Viajes al Centro de la Imagen I (Conaculta, Centro de la Imagen, Cenart, 2011). De venta en librerías Educal http://www.educal.com.mx

Historia (natural) del ojo, por Francisco Vergara Silva

mauricio alejo

Luz y tiempo. En el momento de su pública intimidad, el ojo del fotógrafo y su cámara se mezclan en el intento por establecer una conexión entre los fotones que ocurren en la vecindad de este planeta y las cláusulas no escritas del inconsciente. Cuando se juntan así, se entienden las razones de tantas referencias cruzadas en textos mutuamente correspondientes: el ojo como cámara, según el neurofisiólogo, la cámara como ojo, según el artista. Pero este espacio narrativo de hermandad conceptual y de equivalencia de funciones no es el único en que les es posible habitar. Es posible concebir uno diferente, en el cual se presupone un elemento tan antiguo como la luz, y cuyas relaciones con ella están aún por terminar de metaforizarse: el tiempo.

Quizás por separado, al contemplarlos en los anaqueles del despacho de un obsesivo anatomista imaginario, o en el desván de un fotógrafo ausente, la cámara y el ojo aparezcan más como lo que realmente son: el producto de una reciente y afortunada innovación tecnológica en Occidente, por un lado, y el resultado de millones de años de azar y necesidad –parafraseando a Monod- en operación constante sobre un sustrato material hecho de genes, células y tejidos animales, por el otro.

Leer texto completo:

historia natural del ojo

Foto: Mauricio Alejo. Ver. De la serie Los cinco sentidos, 2000.

 Luna Córnea 21/22. Del ängstrom al infinito (Conaculta, Centro de la Imagen, 2001, Bilingüe). Disponible en librerías Educal