Archivo de la etiqueta: J.H. Lartigue

Todo. Fotografiarlo todo, por Alain Paul Mallard

J.H. Lartigue

El regalo que en esta temprana Navidad –la tercera del siglo– monsieur Lartigue ofreció a su hijo menor no pudo ser más apropiado. Ni más gozoso ni más definitivo. A cada momento, el niño le pedía que retratara esto yeso y aquello y lo de más allá. Y él le decía que sí, que sí, que ya lo haría, pero nunca encontraba la ocasión.

Una vez desenvuelto, el enorme paquete que había dado lugar a tantas especulaciones superó todas las expectativas del pequeño Jacques: era una cámara de verdad, una 13 x 18, de madera encerada, con un fuelle de tela verdegris plegado en acordeón. La acompañaba un cofre de accesorios y un tripié, de cedro rojo, tan alto que para asomarse por la pequeña ventana esmerilada Jacques tenía que subirse a un taburete. Había que meter la cabeza bajo un gran trapo negro. ¡Qué bien olía aquel trapo! Nitratos yagua de lavanda: justamente así olía la felicidad.

Esa misma noche, Jacques promete en su diario fotografiarlo todo. Todo.

En 1902 el acto de sacar una fotografía no era aún un acto, sino un proceso –y relativamente intrincado teniéndose siete años. Pero Lartigue de inmediato aprendió a manipular la 13 x 18: con la cabeza bajo el trapo encuadrar la imagen invertida, enfocar evaluando la distancia, deslizar dentro de la cámara una placa nueva, retirar el tapón negro que cubre el objetivo, contar hasta tres –nadie se mueva– y listo: la placa se ha llenado de luz y de suspenso.

En el cuarto oscuro lo aguardaba el verdadero momento del misterio, un misterio ácido y alquímico, una revelación: el revelado; el reencuentro con un momento ya perdido.

Leer texto a partir de la pág. 75 en Luna Córnea 9:

http://bit.ly/1lWYaxu