Archivo de la etiqueta: Gabriel Figueroa

Under the Mexican Sky

LaEscondida_472x300

Por Antonio Aja

Desde la década de los 30, Gabriel Figueroa tuvo muy claro en su trabajo el objetivo de dar a conocer el México de aquellos tiempos. Por medio de sus películas, el mundo conoció los paisajes, la historia, los rostros, los colores y las costumbres de nuestro país en una época en la cual el cine fue el medio más elocuente.

Figueroa nació en el DF en 1907 y desde muy joven se mostró interesado por el arte. Fue así que cursó sus estudios en la Academia de San Carlos y en el Conservatorio Nacional de Música; sin embargo, al poco tiempo descubrió que su verdadera vocación sería el cine.

Después de poco tiempo, Figueroa logró establecerse como el cinefotógrafo más importante de México, y uno de los más importantes a nivel mundial. Desde los años 30 hasta los 80, Figueroa filmó 235 películas, su trabajo fue admirado y valorado por grandes directores de la época de oro del cine mexicano, trabajó con Luis Buñuel, John Ford, John Huston, Roberto Gavaldón, Emilio El Indio Fernández e Ismael Rodríguez.

Leer nota completa en El Economista

http://bit.ly/1DUWRoW

Abren en Nueva York magna exposición sobre Gabriel Figueroa

figueroa

El Museo del Barrio de Nueva York inauguró este martes una magna exposición dedicada a la obra del fotógrafo mexicano Gabriel Figueroa, cuyas imágenes tanto fílmicas como fijas constituyen parte fundacional de la iconografía mexicana del siglo XX.

Bajo el cielo mexicano: Gabriel Figueroa, arte y cine” transforma hasta el 27 de junio el espacio completo del Museo del Barrio en “una sala de espejos expresionista”, donde se proyectan fragmentos de filmes y se muestran imágenes fijas y pinturas influidas por el fotógrafo.

“Esta exposición significa la primera de un cambio de programación en el Museo del Barrio, el más antiguo museo de arte latinoamericano en Estados Unidos, para incluir también cine, diseño, moda y arquitectura, entre otras artes”, dijo Jorge Daniel Veneciano, director ejecutivo de la institución.

Organizada por Fundación Televisa, la muestra ha sido montada en varias versiones en distintas ciudades de México y, entre septiembre de 2013 y febrero de 2014, en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles (LACMA).

Alfonso Morales, curador de la muestra, explicó que la importancia de Figueroa (1907-1997) radica en que logró llevar el mundo del cine el imaginario construido, tanto por cineastas como Emilio “El Indio” Fernández, como por muralistas y artistas plásticos de la época posrevolucionaria.

Leer nota completa

http://bit.ly/1M684nY

Fotógrafos mexicanos revaloran el paisaje en su quehacer artístico

MIRADAS4

Demostrar a las jóvenes generaciones que éste es un país inacabable, que si bien pasa por momentos difíciles tiene muchas alternativas de creatividad, que equilibran la balanza ante las adversidades que se puedan afrontar, es uno de los objetivos del libroMiradas de México”.

El material es una vasta compilación que se traduce en la primera retrospectiva de fotografía inspirada en los paisajes del país, explicó Emma Cecilia García Krinsky, quien se congratuló de que el género esté siendo retomado, luego del “boom” que había tenido a principios del siglo XX, con artistas de la lente como Manuel Álvarez Bravo, Gabriel Figueroa y Guillermo Kahlo, entre otros.

En entrevista con Notimex, la curadora iconográfica de “Miradas de México” recordó que a mediados de siglo, este género había sido hecho a un lado con la llegada de otros géneros, como el retrato o la fotografía documental.

Leer nota completa

http://bit.ly/1EVIQti

Una exposición fotográfica revisa el cine negro mexicano

Pedro Armendariz

Si bien en México el cine negro, entendido como el género crítico al sistema consolidado en medio de la Segunda Guerra Mundial, poco consiguió afianzarse como tal, es cierto que existieron proyectos simulando las características propias de éste, con directores como Roberto Gavaldón, Alejandro Galindo, Julio Bracho o Juan Orol.

Desde El reino de los gángsters (1947), de Juan Orol; Mujeres sin alma (1934), de Ramón Peón; Paco el elegante (1951), de Jorge Stahl, hasta Camino del infierno (1950) de Miguel Morayta integran el repertorio mexicano de este género que en muchas ocasiones se ha vinculado con las producciones de cabaret.

Para hacer una revisión de estas películas, en un intento por descifrar los estereotipos mexicanos, Fundación Televisa exhibirá 70 fotografías en blanco y negro, con el título NoirMex, las cuales sirvieron en su momento como publicidad de las proyecciones, y ahora son un registro histórico e incluso artístico al ser obras de Manuel Álvarez Bravo, Gabriel Figueroa, Leonardo Jiménez, Luis Márquez, entre otros.

Las instantáneas en gran formato pertenecen al acervo de la fundación, integrado por un millón de documentos sobre el cine en todos sus géneros desde mediados del siglo XX. Mauricio Maillé, director de Artes Visuales, detalló en entrevista que se trata de una primera revisión de su archivo que intenta abonar nuevos eslabones de la historia del cine mexicano.

Leer nota completa:

http://bit.ly/1vJSP0I

Figueroa, el inventor del México canónico

Figueroa

Hay un modo de ver a México que ha perdurado por más de medio siglo. Es el México de las nubes enormes, los jimadores de túnica blanquísima, los magueyes majestuosos y las planicies a lo lejos dominadas por un volcán. Es la mirada de Gabriel Figueroa, tal como la dejó plasmada en un centenar de filmes, entre los que se cuenta la mayor magia del cine nacional: Los olvidados de Luis Buñuel, Jalisco nunca pierde de Chano Urueta, María Candelaria de Emilio Indio Fernández, La noche de la iguana de John Huston. En fin, no hace falta alargar más la lista, que el cine de Figueroa recorre prácticamente toda la historia de nuestro cine.

Y es que ningún cinefotógrafo ha sido tan emblemático de nuestro cine como Figueroa. Han existido, claro, buenos alumnos y fotógrafos con estilos nuevos. Pero seguimos hablando de Figueroa, aun cuando su última película data de ya casi 30 años.

Bajo el cielo de México: Gabriel Figueroa, arte y cine fue una exposición de la obra del maestro en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA), auspiciada por la Fundación Televisa.

La exposición abarcó no sólo las ya conocidas fotos de películas, sino también su faceta menos famosa como fotógrafo de revistas, y muchas imágenes del maestro en acción. Lo más interesante es que la muestra daba una visión estética y biográfica de Figueroa.

Leer nota completa:

http://bit.ly/1sNvFC4

Gabriel Figueroa, stillman, por Eduardo de la Vega Alfaro

Andrea de Palma

Debió ser hacia abril o mayo de 1932 cuando, gracias a su amigo y colega Gilberto Martínez Solares, Gabriel Figueroa conoció a Alex Phillips quien contratado ex profeso en «la Meca del cine», algunos meses antes había fungido como fotógrafo de una nueva versión fílmica de la afamada novela de Federico Gamboa, Santa, obra producida por la Compañía Nacional Productora de Películas (CNPP) y dirigida por Antonio Moreno. Más que «la primera película sonora mexicana», como se le calificó durante mucho tiempo, a la cinta de Moreno sí le cabe el mérito de haber sido la obra inaugural del cine mexicano con claros propósitos industriales. Ello en el favorable contexto surgido a raíz del rechazo que los públicos de Iberoamérica habían mostrado hacia las películas habladas en español hechas en Hollywood.

Como a otros mexicanos con quienes colaboró en diversas cintas, Phillips había conocido a Martínez Solares en California y, para mayo de 1932, trabajaba en la realización de Águilas frente al sol, segunda producción de la CNPP también dirigida por Antonio Moreno. Fue entonces cuando el joven Figueroa debió externar a Phillips su interés por aprender y trabajar en el medio fílmico mexicano. Convencido del talento de Figueroa, Phillips logró que se iniciara como stillman (fotógrafo de fijas) en la película La sombra de Pancho Villa (Revolución), que empezó su rodaje a principios de junio de 1932, bajo la producción y dirección del tenaz cineasta michoacano Miguel Contreras Torres, uno de los pocos que había logrado mantenerse en activo durante la década de los veinte haciendo una serie de películas nacionalistas entre las que cabe mencionar El Zarco (Los plateados), El caporal, De raza azteca, El hombre sin patria, Aguiluchos mexicanos, El relicario y Soñadores de la gloria.

Leer texto completo a partir de la pág. 31, en Luna Córnea:

http://bit.ly/1alIz4X

– En Luna Córnea 32. Gabriel Figueroa: Travesías de una mirada (Conaculta/ Centro de la Imagen/ Cenart, 2008). Disponible en librerías Educal.

Modernas sombras fugitivas. Las construcciones visuales de Gabriel Figueroa, por José Antonio Rodríguez

Martín Ortiz

Todo comenzó para él desde las entrañas mismas del México de la posrevolución. Un joven de apenas veintiún años, instalado ya como fotógrafo al lado de su amigo Gilberto Martínez Solares, fue requerido la tarde un miércoles de marzo de 1929 para asistir nada menos que a una ejecución. Se trataba del juicio por insurrección del general Jesús Palomera López quien se había alzado en Michoacán contra el gobierno delahuertista. Al caer el día, un militar llegó hasta su estudio de la calle de Hidalgo, y lo conminó -es un decir– a acompañarlo con su cámara no si antes preguntarle si sabía fotografiar con magnesio, evidentemente, porque la noche les esperaba. El novel fotógrafo pronto se daría cuenta de los sucesos que iba a presenciar y que obligadamente él mismo habría de registrar, a las orillas de la capital, en las gélidas como monumentales instalaciones de la escuela de tiro: el fusilamiento del general sublevado. Tres fotografías de su autoría se llegarían a publicar en la crónica de los sucesos.

El ajusticiado –escribió un anónimo redactor de ahí mismo– llegó relativamente tranquilo hasta el paredón, en donde quitó algunas piedras que le estorbaban para darse derecho, esto después de escribir unas líneas para su esposa y después quitándose el reloj, y sacando del saco otros objetos los dio a un oficial de su amistad para que los entregara a la misma persona. Segundos después, la fatídica voz de mando se dejaba oír y el cuerpo del general Palomera López caía por tierra sin vida, destrozado por las balas de los soldados que formaron el cuadro. No obstante que no daba señales de vida, fue preciso darle el tiro de gracia, enviando después el cuerpo al Hospital Militar.1

Las imágenes fueron entregadas por el joven Gabriel Figueroa esa misma noche a sus contratantes militares. Aunque, todo así lo indica, el fotógrafo se quedaría con algunos negativos de donde salieron unas fotos que, después de recibir la sugerencia de su también socia, Rafael Carrillo, vendería al único periódico que se las aceptaría. Y así, siguiendo los buenos oficios periodísticos de dar a conocer los sucesos de la víspera, aparecieron en la primera plana de La Prensa el jueves siguiente. Sólo en ese diario y en ninguno más. Suceso que sorprendería al novel fotógrafo ya que no tenía permiso para dar a conocer por su cuenta los hechos. Sin saber lo que pasaría y un tanto temeroso por tal osadía se fue hacia Puebla por unos días. Cuarenta y ocho horas después entraría en contacto telefónico con su socio, encaminador de almas: «[…] me dijo que regresara –recordaría después–, que no pasaba nada, y que el día anterior habría ido un militar que lo había ido a llevar a fotografiar otros juicios sumarios de la revuelta escobarista». 2

Leer texto completo a partir de la pág. 233, en Luna Córnea:

http://bit.ly/1alIz4X

– En Luna Córnea 32. Gabriel Figueroa: Travesías de una mirada (Conaculta/ Centro de la Imagen/ Cenart, 2008). Disponible en librerías Educal.

El arte de Figueroa va a Estados Unidos

Gabriel Figueroa

Es posible considerar a Gabriel Figueroa (Ciudad de México, 1907-1997) como el “cuarto muralista” de México, pues con su fotografía y, en particular, producción cinematográfica ayudó a forjar el concepto de mexicanidad impulsado por el movimiento nacionalista posrevolucionario.

Con películas como La Adelita (1937) y Río escondido (1940), Figueroa aportó iconos sociales para crear una memoria colectiva basada en los “héroes revolucionarios” y los paisajes del campo en pleno desarrollo urbano, junto con los muralistas Diego Rivera, José Clemente Orozco, y fotógrafos como Edward Weston y Manuel Álvarez Bravo.

De ello da cuenta Under The Mexican Sky: Gabriel Figueroa- Art and Film, exposición que se inaugurará el domingo en Los Angeles County Museum of Art con 300 objetos, entre películas, pinturas, fotografías, grabados, dibujos, carteles y documentos.

Leer nota completa:

http://bit.ly/15bIYiR

 

Luna Córnea 32. Gabriel Figueroa. Travesías de una mirada, disponible en línea

LC 32

En su entrega número 32, la revista Luna Córnea despliega y desmenuza la prolífica trayectoria que Gabriel Figueroa Mateos (1907-1997) siguió como creador de imágenes fijas y móviles: retratista de fotoestudio, stillman, cinefotógrafo, figura emblemática de una fábrica de sueños que ofreció a varias generaciones de espectadores entretenimiento y educación sentimental.

Comedias, melodramas, epopeyas históricas, adaptaciones de novelas y telenovelas, cintas que reforzaron la conciencia nacionalista o evidenciaron la fatiga del canon que tuvo en los cielos, paisajes y rostros retratados por el fotógrafo de María Candelaria o Río Escondido algunas de sus expresiones más sublimes, son parte de esta travesía por los mundos reales e ilusorios que la mirada de Figueroa aún nos deja ver, entrever o imaginar.

Ver en línea:

http://bit.ly/1alIz4X  (primera parte)  http://bit.ly/13iQ6w3 (segunda parte)

Luna Córnea 32. Gabriel Figueroa. Travesías de una mirada (Conaculta, Centro de la Imagen, Cenart, 2008, bilingüe). De venta en librerías Educal.

Hollywood honra a Gabriel Figueroa

Gabriel Figueroa

La Academia de Hollywood rendirá el 17 de septiembre un tributo al director de fotografía mexicano Gabriel Figueroa, con un evento en el que participarán el actor Gael García Bernal y el director y guionista Gregory Nava, entre otros.

El homenaje, que tendrá lugar en la sede de la Academia en Beverly Hills, consistirá en una discusión en torno a algunos de los logros cinematográficos más destacados de Figueroa, candidato al Oscar por su trabajo en blanco y negro por The Night of the Iguana (1964).

El director de fotografía mexicano también es conocido por su labor en títulos como Los Olvidados (1950) y El Ángel Exterminador (1962), ambas de Luis Buñuel, o Two Mules for Sister Sara (1970), de Don Siegel.

Al evento, que servirá como preludio de la exhibición Under The Mexican Sky: Gabriel Figueroa – Art And Film, que acogerá el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA) a finales de este mes, asistirán el director de fotografía Rodrigo Prieto y el hijo del homenajeado, Gabriel Figueroa Flores.

El ojo de la Época de Oro del cine mexicano. Figueroa (1907-1997) es a menudo mencionado como «el cuarto muralista» de México, por las influencias estéticas de sus compatriotas Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. En su obra mexicana sobresalen clásicos como María Candelaria, Enamorada, La Perla Víctimas del Pecado. 

La muestra Under The Mexican Sky: Gabriel Figueroa – Art And Film se inaugurará el 22 de septiembre en el LACMA. | Excélsior