Archivos diarios: 30 junio 2015

Cómo la fotografía genera una identidad

1435225267_541716_1435226910_noticia_normal

Por Alberto Martín

La escala geográfica que aborda esta 15ª edición de PhotoEspaña, dedicada a Latinoamérica, pone en juego a su vez, inevitablemente, un concepto tan complejo y discutido como es el de fotografía latino­americana. Es por ello que en la programación oficial del festival se nota considerablemente la ausencia de una exposición dedicada a abordar dicha categoría, así como la diversa problemática asociada a la misma, ya sea la tensión entre homogeneidad y particularismos, la dinámica de ciertas representaciones o el peso de ciertos estereotipos.

Incluso desde una perspectiva estrictamente territorial, el programa tampoco consigue responder al amplio enunciado propuesto, ya que ofrece una considerable y quizá sobredimensionada focalización sobre México.

Por su parte, la colectiva Develar y detonar —probablemente la mejor propuesta de esta edición— ofrece una exhaustiva e interesante recopilación de trabajos, aunque exclusivamente centrada en el México actual. El paisaje social, el cuerpo y la identidad, así como lo imaginario y lo simbólico, son los ejes sobre los que se articula esta exposición para ofrecer una lectura compleja y variada de las grietas y fracturas del país. Pero lo que da un valor especial a esta muestra es la pregunta de partida planteada por los comisarios, y excelentemente resuelta, acerca del modo en que un imaginario fotográfico puede llegar a generar modelos de identidad y memoria colectivos. Una cuestión que en cierta manera también está presente implícitamente en la individual dedicada a Luis González Palma. En este caso, a través del modo en que las nuevas representaciones y dispositivos fotográficos desarrollados por el autor pueden proceder a reformular esos mismos temas: la identidad y la memoria. Es especialmente interesante en este sentido, dentro de su propuesta global de experimentación con el medio, el diálogo que construye entre sus imágenes y diversos momentos y lenguajes de la historia del arte y la cultura estética, desde el Barroco hasta la abstracción geométrica.

Identidad y memoria están también presentes, junto a la reflexión sobre el cuerpo, en la propuesta de Ana Casas Broda, Kinderwunsch. Se trata de una emotiva, sincera y bien ejecutada propuesta que plantea un itinerario por el ciclo de nacimiento, vida y muerte. Un proyecto que supone una etapa importante en el continuado ejercicio de autorrepresentación desarrollado por esta autora desde aquel inicial y excelente libro titulado Álbum, publicado en 2000.

Leer nota completa en El País

http://bit.ly/1dvnffN

Primera Bienal Nacional de Paisaje en el Museo de Arte Carrillo Gil

DSC_0797

Llegó a la Ciudad de México la Primera Bienal Nacional del Paisaje del 26 de junio al 13 de septiembre de 2015, que se podrá ver en el Museo de Arte Carrillo Gil. En mayo de 2014, se convocó a artistas mexicanos y extranjeros residentes en el país a participar en un certamen en torno a un eje temático: el paisaje. La convocatoria incluyó distintos medios, como pintura, escultura, gráfica, fotografía, video e instalación.

El jurado especializado en artes visuales, integrado por los curadores Gerardo Mosquera, Itzel Vargas Plata y Carlos E. Palacios, revisó un total de 1,406 propuestas de 637 participantes y seleccionó 52 piezas de 51 creadores.

La Primera Bienal Nacional del Paisaje fue exhibida por primera vez en el Museo de Arte de Sonora, en Hermosillo. El jurado eligió a Hernaín Bravo, con el video Nueva cartografía (2014) y a Pablo López Luz, con la fotografía Desierto de Coahuila IIIProyecto Frontera (2014), como los ganadores de los premios de adquisición. Asimismo, fue otorgada una mención honorífica a Fernando Brito por sus fotografías Tus pasos se perdieron en el paisaje El campo, suicidio en Balbuena (2013).

Leer nota completa en Querido Mx

http://bit.ly/1C5VWF1