“¿Qué te pasó, Gabo?” Fotógrafo de ojo morado recuerda a García Márquez

gabo

La primera impresión que se llevó el fotógrafo Rodrigo Moya Moreno cuando conoció a Gabriel García Márquez era que tenía enfrente a un pedante.

Eran principios de los años 50 y García Márquez estaba en la casa de la madre de Moya, Alicia Moreno, una colombiana que hacia 1936 había llegado a México desde Medellín cuando su hijo recién había dado sus primeros pasos.

“La impresión que tuve de él es que era un pedante porque se tiró como una madona en un sillón y lo ocupaba casi todo… viendo con un poco de displicencia a esos intelectuales mexicanos y colombianos” que estaban en la residencia de su madre, relató Moya desde Cuernavaca a The Associated Press en una entrevista telefónica a propósito del primer aniversario de la muerte del laureado escritor colombiano.

Con el tiempo, Moya y García Márquez construyeron una buena relación en parte gracias a la acogida que la madre del fotógrafo les daba a los intelectuales colombianos que llegaban a México en busca de mejores oportunidades, a quienes invitaba con frecuencia a comidas en su casa.

Leer nota completa en Pulso Diario de San Luis

http://bit.ly/1aE00Pi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s