Archivo por días: 25 marzo 2015

Ojo en rotación: Sarah Minter

sarah_minter_invitacion_mar15_imagen_web (1)

Sarah Minter figura como una de las pioneras de la práctica cinematográfica experimental de México a pesar de la predominancia del género masculino en la misma. Proveniente de un periodo de experimentación escénica que provocó una poderosa impronta en ella, eligió y adoptó a la imagen en movimiento como el lenguaje, periplo que arrancó a inicios de los años ochenta y en el cual se mantiene activa hasta la fecha. Su vínculo con el video proviene de una necesidad por encontrar un medio flexible, práctico y económico que le permitiera libertad al momento de producir y editar, características que la práctica cinematográfica difícilmente permite. Minter es un agente ligado al desarrollo del videoarte en México no solo por su propia producción, sino también por su involucramiento con la práctica docente en torno al video y su constante participación como jurado en festivales y concursos.

Ojo en rotación: Sarah Minter, imágenes en movimiento 1981-2015 es la primera exposición retrospectiva de esta artista donde se reúnen 14 piezas (videos y videoinstalaciones) acompañadas de un programa de cine donde se concentran la mayor parte de sus largometrajes. Puede decirse que su obra  suele estar atravesada por una mirada de carácter afectivo que expresa un particular interés por las relaciones del individuo con lo social, lo político, la urbe, el cuerpo y el goce. Minter disfruta de observar diversos momentos cotidianos para procurar captarlos, a veces para re-semantizarlos y otras veces simplemente para dejar que las imágenes pasen a través de su ojo/cámara.

Sarah Minter (Puebla, México, 1953) es una figura clave del videoarte mexicano. Inició su carrera realizando películas en 16mm a principios de los años ochenta entre las que destacan San frenesí (1983), Nadie es Inocente (1987), Alma Punk (1991-1992) y El Aire de Clara (1994-1996). A partir de los años noventa, de manera paralela a su producción artística, impulsó diversas iniciativas pedagógicas y de difusión en torno al video como “La sala del deseo” en el Centro de la Imagen y el Taller de video en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado, La Esmeralda. Su obra se ha exhibido en México, Cuba, Estados Unidos, Alemania, España, Argentina, Perú, Francia entre otros. Ha sido premiada por instituciones como la Fundación Rockefeller, la Fundación MacArthur, la Angelica Foundation, el FOPROCINE y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y ha fungido como jurado del programa Media Arts de la Fundación Rockefeller, de la Fundación MacArthur y del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en la cual es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

Leer nota completa

http://bit.ly/1BnF0Dn

Cartier-Bresson pecaba de naturalidad

PORTADA

Escenas repletas de un ambiente surrealista natural en calles de los años treinta es lo que Henri Cartier-Bresson captó para conectarse con México. Sus recorridos por lugares como La Lagunilla y La Merced, su andar por Oaxaca y Puebla, así como su entrañable amistad con personajes como la novelista Lupe Marín y el también fotógrafo Manuel Álvarez Bravo, fueron testigos de la gran capacidad que el fotógrafo francés tenía al tomar el momento efímero en que la importancia del tema se daba a conocer en la forma, el contenido y la expresión; era para Cartier–Bresson, la composición perfecta.

Su pasión por el arte despertó desde muy joven. Se enamoró de la cámara y la pintura en 1920, época en la que pintaba lienzos en donde se notaba la influencia de los artistas Marx Ernst y Paul Cézanne. Ya con su Leica, el considerado por muchos como el “padre del fotorreportaje”, llegó a cubrir de negro las partes niqueladas de su cámara para pasar inadvertido por prácticamente todo el mundo. Estaba en el punto exacto de la escena, ni un minuto antes ni uno después, las instantáneas simplemente pecaban de naturalidad.

Junto con sus amigos y fotoperiodistas Robert Capa, David Seymour, William Vandivert y George Rodger, decidió fundar la agencia Magnum. El objetivo era tener un espacio de creación que no estuviera sometido a las ataduras convencionales del periodismo que no podía ser subjetivo, o del arte que no podía ser objetivo.

Leer nota completa

http://bit.ly/1IvkDZU

Abrir la noche

20244-gde

El ganador del Concurso de Fotolibro Iberoamericano 2013, Mark Alor Powell, nos platicó de la obra con la cual obtuvo el primer lugar

El libro Open at Noon de Mark Powell fue ganador del cuarto Concurso de Fotolibro Iberoamericano 2013, que anualmente  organiza la Editorial RM. Las 35 fotografías que reúne fueron capturadas en distintos lugares de Latinoamérica y en ellas se muestra un mundo realmente inquietante. Te dejamos nuestra entrevista con él.

¿Cómo definirías a “Open at Noon”?

Creo que es un libro de foto directa, a color y de paso.

¿Por qué retratar América Latina?

Yo salí de la ciudad (Detroit, Michigan) para encontrar mi sueño mexicano, hay sueño americano, pero ¿por qué no hay sueño mexicano? Muchos artistas vienen aquí para conocer el trabajo porque esta región ha tendido esa capacidad de cambio.

Leer nota completa

http://bit.ly/1btyVzb