Archivo por meses: diciembre 2014

Buscan un diálogo con los fotógrafos

Gaceta Luna Córnea blog

Como una publicación «ágil», «cercana» y «actual» describió Itala Schmelz, directora del Centro de la Imagen, a la Gaceta Luna Córnea, una edición cuatrimestral que a partir de enero próximo será repositorio de entrevistas, ensayos, reseñas y portafolios recientes para dar cuenta de la actividad de la fotografía en México.

Se trata de una edición gratuita que subsanará a la revista Luna Córnea, la cual, por la dimensión de su investigación monotemática, se ha convertido en un ejemplar anual y a manera de enciclopedia que no atiende a la agenda del día ni a la tarea de difundir proyectos jóvenes o del mismo Centro de la Imagen, señala Schmelz en entrevista.

Con un tiraje de cinco mil ejemplares, presupuestados en 45 mil pesos, la Gaceta se constituirá, conceptual y en equipo de trabajo, de manera independiente a la edición que dirige Alfonso Morales. Entonces, el director editorial de la nueva publicación es Abel Muñoz, y los autores lo mismo pueden ser ensayistas con trayectoria, fotógrafos o jóvenes que se inician en la crítica.

Leer nota completa:

Gaceta Luna Córnea

Alberga Pachuca acervo fotográfico de 170 años

Manuel González de la Parra

El acervo fotográfico más importante del país se alberga en el Museo de la Fotografía, donde se pueden observar imágenes de la Revolución, así como de desigualdad social, manifestaciones y protestas, todas de diferentes épocas.

La Fototeca Nacional del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que se encuentra en Pachuca, Hidalgo, resguarda cerca de 900 mil fotografías que cubren alrededor de 170 años de historia.

Una de las imágenes más impactantes que se exhiben es La verdadera cara del neoliberalismo, tomada en 1998 por Francisco Mata Rosas, en la que se muestra el rostro de una niña con evidentes carencias sociales, a quien se le está retirando una máscara de Carlos Salinas de Gortari.

La muestra lleva al visitante a revivir los momentos cruciales de la Revolución mexicana, hasta los años más agitados de represión y subversión social durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz; todo ello a través del retrato, el testimonio, el paisaje, vida cotidiana y ensayo visual.

Una fotografía tomada en 1911 muestra al ejército revolucionario durante la etapa maderista; y otra más presenta soldados de Obregón sobre una locomotora, tomada en 1917, ambas imágenes pertenecientes al Archivo Casasola. Otra exhibe a Manuel Mondragón y Félix Díaz calculando sus tiros sobre Palacio Nacional en 1913, en una fotografía que recuerda la Decena Trágica.

Entre los retratos se encuentra el de la fotógrafa italiana Tina Modotti, capturada en 1924, años en que pisó tierras mexicanas para retratar las condiciones sociales que había en ese entonces. También se puede apreciar un retrato de Emiliano Zapata tomado en 1914.

Leer nota completa:

http://bit.ly/1DDlBET

Yolanda Andrade captura en fotografía el espíritu de la noche

Yolanda Andrade

La noche no sólo es el espacio ideal para divertirse, irse de fiesta, salir con amigos, encontrarse con personajes, lo mismo siniestros que encantadores, y que por su actitud definen la geografía de una ciudad. También puede ser el momento propicio para que un fotógrafo explore, juegue y encuentre diferentes historias alrededor suyo.

Este es el caso de la fotógrafa mexicana Yolanda Andrade (Villahermosa, 1950), quien [ayer inauguró] la exposición Cuando empieza la noche, a las 19:00 horas, en la galería Patricia Conde (Lafontaine 73, colonia Polanco).

La muestra surgió a partir de que la fotógrafa mexicana –quien en 1994 recibió la beca John Simon Guggenheim Memorial Foundation–, se dio cuenta de que en su archivo tenía varias imágenes tomadas de noche en París, Ámsterdam, Chicago y el Distrito Federal.

«Lo que me gusta de la noche es cómo se ven las ciudades con luz artificial. Hay sitios que con la luz del día se aprecian bastante aburridos o son tan hermosos que parecen tarjetas postales. Pero la noche les da otra atmósfera: los lleva al deseo, el temor, la aventura, la tristeza», dice la artista.

Con más de 25 años de trayectoria, Andrade cuenta que la noche tiene muchos significados para ella: «La tristeza, la soledad, la fiesta. Hay toda una serie de sentimientos que despierta en mí».

Leer nota completa:

http://bit.ly/1wDaRTE

De Hans Gutmann a Juan Guzmán

Juan Guzman

Durante la exploración médica a los aspirantes a braceros en 1943; con los milicianos que preparaban bombas de mano en una trinchera cerca de Madrid en 1936; a unos metros de Jacquelin y John f. Kennedy, en su viaje de luna de miel a Acapulco; al lado de la cama de Frida Kahlo en un hospital en 1950; en las urnas, plazas, merados o junto al río Sena. En cada uno de esos lugares e instantes, con su cámara, estuvo Juan Guzmán.

Nació en 1911 en Colonia, Alemania, con el nombre de Hans Gutmann. fue uno de los protagonistas del fotoperiodismo en México por más de 40 años; su nombre aparece en la lista de los que dieron forma a la prensa ilustrada. Cineasta e iluminador fotógrafo viajero, periodista militante, fotógrafo de guerra, corresponsal, nómada, disciplinado, apasionado, ese fue Guzmán.

Este hombre que tuvo diversas patrias y que a cada una llevó su memoria en su archivo de fotografías, en el centro del libro Juan Guzmán, que acaban de publicar Fundación Televisa y la editorial española RM.

Es una obra de grandes dimensiones: recoge en sus más de 400 páginas cientos de fotografías y secuencias de reportajes tomados por él, en su mayoría en blanco y negro; páginas de diarios y revistas, las imágenes de los cuadernos donde fue guardando con un rigor y disciplina insólitos toda la información sobre cada fotografía.

Leer nota completa:

http://bit.ly/1zvw9Bw

Capta medios visuales en ciudades disfuncionales

Mark Powell

Mark Powell (Illinois, Estados Unidos, 1968) usa la calle como estudio fotográfico, la imaginación como brújula y el humor como tinta de impresión; así produce instantáneas que juegan entre la realidad y la ficción para hablar del presente «disfuncional» en México, donde vive y trabaja desde hace una década.

En sus fotografías se observa a jóvenes de un equipo de futbol comunitario tirados en el campo de juego, sin explicar si están muertos o sólo descansan; también retrata un agujero en el estómago de un hombre que pareciera su ombligo, pero no lo es; y a una modelo de Playboy con vestido de charra mexicana.

Son escenas, explica en entrevista, que parten de la realidad pero apelan a una sutil ironía, y entonces propone lecturas distintas de la condición actual de la ciudad de México, Bogotá o Caracas, donde también ha trabajado. «No soy documentalista, son fotos individuales que tienen una historia, como memorias de mi vida interior para referir al exterior», añade.

Poco más de una treintena de estas imágenes, producidas en los últimos seis años, integran el libro Open at noon (RM), con el que el fotógrafo ganó el IV Concurso Fotolibro Iberoamericano convocado por la editorial RM, al que se registraron 250 portafolios de artistas de 14 países, como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y España.

Aun cuando las fotografías son relatos individuales, Powell señala que reunidas en el libro trazan una secuencia de su propia mirada y hablan de su voz como fotógrafo, de su condición de extranjero y de su búsqueda por un lenguaje visual que está definido por el azar.

Leer nota completa:

Mark Powell

Conaculta revisa el arte actual

 

circulo de arte

Cuatro clásicos del arte y la fotografía integrarán la colección Círculo de Arte de Conaculta bajo la coordinación del fotógrafo mexicano Pablo Ortiz Monasterio, que ahora incluye las pinturas de Joy Laville, los grupos coras captado por Rafael Doníz, las intervenciones “prohibidas” de Francisco Toledo y las instantáneas de Marco Antonio Cruz.

“El de Laville es un bocado de dulzura con sus tonos pasteles que nos muestra la delicadeza de su arte; el de Toledo es hyper hot, porque incluye una serie de piezas pornográficas que intervino y nos invita a reflexionar sobre lo invisible del tema. De Doníz hemos recuperado su serie de los coras con un texto inédito de Fernando Benítez, y Marco Antonio Cruz aporta el contraste de la naturaleza mediante su fotografía”, explicó a Excélsior el también fotógrafo.

Además adelantó que ya está preparando los siguientes tomos, que incluirán la versión potente sobre la Ciudad de México de Pedro Meyer, las instantáneas donde Miguel Calderón muestra a los policías que realizan pirámides en motocicleta, como en A toda máquina, de Pedro Infante. “Y vendrán libros dedicados a artistas como Yoshua Okón, Alan Glass y a Francisco Montellano, un fotógrafo poblano del siglo XIX”, abundó.

Eso no significa que la vocación de esta colección se limitará a nombres clásicos, ya que también incluiremos artistas que hacen video, pintura, arte popular, teatro y arquitectura”, explicó.

Leer nota completa:

http://bit.ly/1B1AiMH

Por el regreso de los alumnos ausentes: La clase, Buenos Aires, 27 de noviembre de 2014

Marcelo Brodsky

Exiliado de su natal Argentina como otros miles de sus conciudadanos que fueron amenazados y perseguidos por la dictadura militar que gobernó ese país con mano de hierro entre 1976 y 1983, Marcelo Brodsky (1954, Buenos Aires) aprovechó sus años de refugio en España para estudiar Economía y formarse como fotógrafo. La creación de imágenes acabaría por convertirse en su principal oficio, entre otras razones porque a través de ellas pudo indagar en los asuntos que más le afectaban como persona: el desarraigo, la acción destructora de vidas y vínculos por parte de los poderes autoritarios, la desmemoria como indiferencia cómplice ante los crímenes de Estado, la memoria como sustento de reclamos éticos, políticos y jurídicos. Con 40 años de edad, de regreso al terruño del que se había visto obligado a salir para salvar la vida, Brodsky encontró en la narrativa latente de los documentos fotográficos una fructífera vía para indagar sobre su identidad:

Empecé a revisar mis fotos familiares, las de la juventud, las del Colegio. Encontré el retrato grupal de nuestra división en primer año, tomado en 1967, y sentí necesidad de saber qué había sido de la vida de cada uno. Decidí convocar a una reunión de mis compañeros de división del Colegio Nacional de Buenos Aires para reencontrarnos después de 25 años. Invité a mi casa a los que conseguí localizar, y les propuse hacer un retrato de cada uno. Amplié a un gran formato la foto del 67, la primera en la que estábamos todos juntos, para que sirviera de fondo a los retratos y pedí a cada uno que llevara consigo para el retrato un elemento de su vida actual. Seguí retratando a los compañeros del curso que no vinieron a la reunión, pero la foto grande no podía transportarse. Llevaba conmigo pequeñas copias de la imagen para incluir en esos retratos, que se realizaron en Buenos Aires, en Madrid, en Robledo de Chavela (España) y en Nueva York.

Esa inmersión en su pasado familiar y escolar condujo a Brodsky al planteamiento que devino eje rector de su obra como fotógrafo y de su agenda como activista político-cultural: la recuperación y reactivación, a través de toda clase de recuerdos y testimonios, en particular los fotográficos, de la dimensión personal de las pérdidas humanas que dejó tras de sí el terrorismo de Estado. Con la exposición y libro titulados Buena memoria (1997), cuyo origen fue un acto de homenaje a las víctimas que habían sido alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires, celebrado a fines de 1996, al cumplirse dos décadas del inicio de la dictadura militar en Argentina, Brodsky inició su tenaz defensa de un lugar en el presente para todos aquellos a quienes la violencia dictatorial impuso la condición de ausentes.

Leer texto completo:

http://bit.ly/1vCdqDt

La vorágine y el organillero, por Alfonso Morales

Juan Guzman

A fines de los años treinta y principios de los cuarenta del siglo pasado, la ciudad de México ya contaba con los méritos suficientes para calificar como metrópoli. Al abolengo de sus palacios, templos y edificios construidos en la era virreinal, y a las obras arquitectónicas con las que el régimen de Porfirio Díaz quiso asegurarse un buen lugar en la posteridad como adalid del progreso, la capital mexicana había agregado en el pasado reciente avenidas e inmuebles que declaraban la confianza en un futuro que aboliría las distancias y no tendría temor a las alturas.

Aun en la colonia Doctores, barrio proletario y clasemediero en que los asilados políticos Juan Guzmán y Elena del Moral montaron su primer domicilio, eran perceptibles las señales de que los hábitos y las costumbres estaban cambiando por la presencia de objetos, aparatos, tecnologías y servicios que se anunciaban como facilitadores de los esfuerzos cotidianos e incluso como símbolos de un salto civilizatorio: radios, teléfonos, automóviles, películas, cosméticos, navajas desechables, bebidas refrescantes, anuncios luminosos.

Todavía más evidentes debieron hacerse a la pareja esos signos de la vida moderna cuando mudó su hogar a la céntrica avenida Morelos, que se ubicaba cerca de las sedes de los principales periódicos capitalinos y a unos cuantos pasos de Paseo de la Reforma. Este transitado bulevar componía, junto con la también próxima avenida Juárez, el principal muestrario de lo que la ciudad quería presumir como lujo y espíritu cosmopolita.

Aquellas ediciones impresas en las que Guzmán colaboró entre 1939 y 1953, participaron de esa celebración del porvenir industrioso y tecnificado, tan sólo porque a través de sus anuncios y carteleras se convertían en espacios promocionales de mercancías, novedades y atracciones que lo representaban. Aun si se ocupaban de los peligros, amenazas y lacras de la ciudad en proceso de expansión, los diarios y revistas ayudaban a sus lectores a construir sentidos de pertenencia, dotándolos de cartografías que hacían de aquella urbe una entidad más asequible y menos difusa. Precisamente porque la ciudad aumentaba diariamente el número de sus habitantes, y con ello la posibilidad de encuentros, colisiones y extravíos, no podía haber espectáculo que la superara como compendio de lo rutinario y de lo insólito.

Leer texto completo:

http://bit.ly/1rV1FbE