Las amorosas más bravas, por Magali Tercero

Benedicte Desrus

Bénédicte Desrus es una joven fotógrafa francesa que conocí gracias al libro Las amorosas más bravas, con poderosas imágenes suyas y crónicas y entrevistas de la periodista y narradora mexicana Celia Gómez Ramos. Ya me he referido al libro en otros espacios, elogiado la calidad de la investigación y la escritura de Gómez Ramos y comentado que las ganancias obtenidas con la venta de la edición irán a parar a la Casa Xochiquetzal, hoy en peligro, donde viven las protagonistas del libro: ancianas prostitutas que carecen de hogar. Hoy toca hablar del trabajo de Desrus, residente en México desde hace tiempo. Ella es la autora del conocido retrato de una mujer obesa ataviada con ropa interior de color rojo. Sentada en una banca, mientras se hace un pedicure, la modelo se esfuerza para alcanzar su pie izquierdo. Ni la fotógrafa ni ella ocultan los pliegues de carne de su vientre o de sus piernas. Concentrada en su tarea, la retratada parece decirnos: “Esta soy, ¿y?”

GLOBESITY  En otra imagen aparecen dos amantes —hombre y hombre sobre una cama—. Uno lleva una camiseta naranja y otro una playera blanca, lo cual, contradictoriamente, los carga de erotismo. El gesto amoroso del segundo nos habla, cuando sostiene la cabeza de su compañero, no solo de ternura mutua sino de confianza en la fotógrafa. ¿Es relevante informar al lector que los modelos son de raza negra? Quizá sí, quizá no. Importa, en cambio, decir que sostienen una relación en la vida real. Y es que el trabajo de Desrus, el que conozco, no es docu–ficción, como se le llama a la fotografía construida (vertiente que me atrae últimamente). La autora obtuvo hace poco el Premio Revela 2014, además de otros reconocimientos, con su trabajo sobre temas como la Santa Muerte en México, la obesidad en el mundo, en “Globesity”, la crítica política en Honduras o la música de Nueva Orleans (http:// benedictedesrus.photoshelter.com). Tal como hace en “Globesity”, Bénédicte Desrus muestra en su trabajo para Las amorosas más bravas cierto ánimo expresionista desarrollado desde una estética personal y muy poderosa. Allí mira y fotografía, sin piedad, la decadencia física de las viejas prostitutas, retratadas desde una gran empatía por los despojados de la tierra.

Leer texto completo:

http://bit.ly/1pabTmu

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s