Archivo por días: 29 abril 2014

Fototecas alistan el 175 aniversario de la fotografía

SINAFO

Foros de discusión, talleres y exposiciones realizará el Sistema Nacional de Fototecas para conmemorar, además, los 18 años su revista Alquimia. 

El Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo) de la Coordinación Nacional de Difusión del INAH prepara diversas actividades por los 175 años de la fotografía y los 18 años su revista Alquimia.

En su programación destaca la participación de fotógrafos y artistas visuales como; Patricia Aridjis, Lizeth Arauz, Jesús Sánchez Uribe y Emilio Cantón, entre otros, además de que aumentarán este 2014 las charlas del ciclo Jueves Fotográfico, comentaron en un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Leticia Perlasca Núñez, coordinadora nacional de Difusión y Juan Carlos Valdez Marín, director del Sinafo.

En el marco del 175 aniversario de la invención de la fotografía, la Coordinación Nacional de Difusión, a través del Sinafo y la Dirección de Divulgación, impulsará la edición de una publicación dedicada al daguerrotipo y una serie de libros de investigación en fotografía escritos por los especialistas del INAH.

Uno de los proyectos más sobresalientes es la Catalogación de Acervos Fotográficos por Sistema Computarizado que permite buscar las imágenes de manera más fácil y rápida. Cerca de 880 mil piezas fotográficas están catalogadas y la mitad de ellas han sido digitalizadas. El año anterior se digitalizaron 30 mil registros, cifra que también es la meta para el presente año.

El catálogo está disponible en http://fototeca.inah.gob.mx/fototeca/, ha sido recibido más de 150 mil consultas y hay cerca de nueve mil usuarios registrados.

Leer nota completa:

http://bit.ly/PMfiHh

Danza, por Nacho López

Nacho López 01

La danza se ha dicho es una de las artes más completas porque reúne formas plásticas y auditivas en términos de volumen, espacio, proyecciones, sonoridades, color y contenido social. También es poesía, religión, realismo o abstraccionismo. No es un arte decorativo, no se puede comprar ni palpar; es intangible y efímera, pues sólo se transmite al espectador por medio de la emoción y sentimiento del instante. Y cuando su ejecución sube en intensidad, la danza alcanza niveles profundamente místicos.

Al intentar captar las múltiples facetas de la danza, el fotógrafo se percata de los problemas estéticos que ella misma establece para su interpretación. Y precisamente por lo efímero e intangible de la danza, la fotografía entra a servir como un poderoso coadyuvante dentro de su propio carácter realista. ¿Hasta qué punto pues, puede la fotografía captar la esencia y cualidades de la danza? Este es un problema que se resolverá por sí solo a medida que se continúe investigando.

Ya sea que se fotografíe al sujeto en «pose» o totalmente «movido», ya sea que exista una combinación de los dos, o que sólo haya secciones movidas de menor importancia para imprimir sensación de movimiento, o que se recurra al montaje sencillo con la ayuda de dos o tres figuras, dejamos a juicio de nuestro lector la que más le agrade.

La fotografía aporta una nueva dimensión a la danza: esa de captar el momento inasible y emocional del danzarín. Y creemos que se tendrá más éxito en la medida que se sepan manejar los elementos que enfaticen el contenido de la danza. Aquella fotografía en la que se perciba una atmósfera y un clímax, en donde haya un trazo de figura humana proyectándose hacia afuera.

– «Danza«, fotorreportaje publicado en la revista Mañana, núm. 444, 1o de marzo de 1952. Este material se puede ver en Luna Córnea 31. Nacho López (Conaculta, Centro de la Imagen, 2007).