Archivo por días: 13 agosto 2013

La hija de la extra, por Francisco Gaytán Fernández

Nazarin

En 1967, Manuel Álvarez Bravo fue mi profesor de fotografía en el CUEC (Centro Universitario de Estudios Cinematográficos). En una de sus clases, recuerdo que recalcó la importancia que tenía para él el dominio técnico de la cámara pero también la propia visión del fotógrafo. Habló de la necesidad de «soltarse», al momento de la toma. Para ejemplificar lo que estaba diciendo, apeló a una fotografía suya, por la que sentía particular afecto. La había realizado en su labor como fotógrafo de fijas, durante la filmación de Nazarín de Luis Buñuel. Según dijo, la tenía extraviada, y no contaba ni con el negativo ni con copias. La foto era el retrato de una niña indígena, hija de una de las «extras» del filme. Álvarez Bravo le había dado inútilmente indicaciones a la niña, pero ésta, cansada y hambrienta, en lugar de cumplirlas, prorrumpió en llanto y se alejó. Fue en ese momento que don Manuel vio la posibilidad de la toma y disparó su cámara.

Años después, cuando ya trabajaba en la Filmoteca de la UNAM, me vino a la memoria su relato. Busqué la fotografía y, milagrosamente, la encontré dentro de nuestra colección de stills Alguna vez traté de entrar en contacto con don Manuel para entregarle una copia, pero sin éxito. De cualquier manera, la imagen está a buen resguardo y hoy se la hago llegar a través de esta revista.

En Luna Córnea 24. México Cinema (Conaculta, Centro de la Imagen, Cenart, 2002, Bilingüe).