La riña, por Joan Fontcuberta

Fontcuberta

El 10 de febrero de 1994 viajaba de Munich a Salónica. En la revista de abordo del avión me dí cuenta de que el pasillo aéreo que utilizábamos pasaba justamente por encima de Sarajevo. Al sobrevolar la ciudad, el comandante lo indicó por el sistema de magafonía del aparato. Miré por la ventanilla: sólo un plácido mar de nubes ajeno a la barabarie que se desarrolla debajo. Esta paradoja me impulsó a hacer un trabajo que hiciera referencia a la fragilidad de la experiencia y la necesidad de conocer más allá de las apariencias.

Por otro lado, había visitado recientemente en el Museo de la Ciencia de mi ciudad una exposición de pinturas realizadas por primates. Los “antropólogos zoológicos” se cuestionaban si detrás de unos trazos de color y de composiciones abstractas podía hablarse de “expresión” y de “sensibilidad artística” . A mí me interesaba especialmente, desde la perspectiva de la semiología, cuestionar en cambio cómo unos garabatos, puras improntas, podían adquirir sentido y de qué forma ese sentido derivaba de una proyección del espectador o estaba contenido en la misma huella.

Leer artículo completo:

La riña

 

– En Luna Córnea 20. Zoografías. (Conaculta, Centro de la Imagen, 2000). Bilingüe.

– De venta en Librerías Educal http://www.educal.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s